domingo, 20 de julio de 2014

Mi viaje a DUBLÍN 5ª serie

Tranquilos, que ya estoy acabando este reportaje de dibujos de mi viaje a Dublín.
Una de las noches, decidimos ver ese conocido espectáculo internacional de danza irlandesa, llamado Riverdance, que año tras año se viene representando en el Gaiety Theatre, desde hace ya 20 años. Este ballet lo han representado en  teatros de todo el mundo, habiendo estado una semana en Barcelona. No lo pude ver, pero compré su vídeo.
Esta vez, pude verlo en su salsa y en su país.
Mientras esperaba la actuación y  durante el descanso, aproveché para dibujar el telón que cubría el escenario y algunas butacas.

 -
Esta es la pose característica de los bailarines, todo tiesos y erguidos, sin mover la parte superior del cuerpo mientras sus piernas bailan y zapatean con fuerza al unísono.
El dibujo lo realicé en el hotel, copiado de uno de los folletos que recogí en el teatro.

 -
El último día de mi estancia en Dublín, quise conocer esta preciosa taberna de 1198, The Brazen Head, donde aún se conservan restos de la época cuando era una taberna del puerto de Dublín y es uno de los pubs más famosos de la ciudad. Comí un  Fish & Chips y un exquisito pastel irlandés, acompañados de dos pintas de cerveza.
Recomiendo entrar en el vídeo: www. brazenhead.com
El dueño del local se interesó por el dibujo y cuando le pedí que me plantara el sello del local en la página, declaró: "que le daba mucha pena manchar este hermoso dibujo con un sello".

 -
Abajo, una vista del puente peatonal construido en 1816 sobre el río Liffey. Se llamó Ha'penny, porque en su día había que pagar medio penique de peaje para cruzarlo.
No es un puente que me guste mucho pero es histórico y está justo delante de donde se ubican numerosos pubs, siendo la parte más bulliciosa de la ciudad. Lo dibujé desde el otro lado del río en unos bancos muy cómodos.

-
Por último, antes de partir al aeropuerto visitamos el barco Jeanie Johnston que el otro día os enseñé. Mientras esperábamos que la guía comenzase, aproveché para dibujar este otro barco restaurante, no porque sea interesante, sino porque con algo tenía que distraer mi tiempo. Estaba cerca.

-
Cuaderno de viajes

jueves, 17 de julio de 2014

Mi viaje a DUBLÍN 4ª serie

Sigo con mi serie de dibujos hechos en mi semana en Dublín.
En esta ocasión os muestro unos cuantos pubs, que me tienen fascinados en esta ciudad.
Abajo el Pub MJ O'NEIL, donde existió una taberna desde hace más de trescientos años. Fue transformado por los hermanos Hogan en clásico pub en 1875 y luego comprado por MJ O'Neil en 1927 quien le dio el nombre actual. Está en una esquina del pleno centro comercial Grafton Street, frente a la oficina de Turismo y al lado de la universidad Trinity College de Dublin en un edificio de estilo Tudor. Universitarios de hoy y de ayer frecuentan este precioso local, con varios salones.

 -
Abajo, otro parque del centro de Dublín, Iveas Gardens, que estando en zonas de grandes oficinas, embajadas y organismos públicos, en un día de sol como nos hizo, cantidades de ejecutivos y empleados de oficinas, compran su comida y sus bebidas en bolsas especiales y se extienden por los céspedes del parque a comer, tomar el sol y relajarse. Como si de una comida campestre se tratara.

 -
Bajando por la calle más comercial de Dublín, el Grafton Street, encontramos este otro Pub  llamado Bruxelles, uno de los más conocidos y renombrado en este país. Ubicado en el edificio realizado por el arquitecto O'Callaghan en 1886, con el nombre del propietario Grafton Mooney. En 1973 cuando la adhesión de Irlanda al Mercado Común Europeo le llamaron Bruxelles en honor a ello.
Visitado por grandes y famosos artistas del Cine, Teatro, personajes de la canción y deportistas que han dejado su huella en este hermoso local.

 -
Subiendo aún más por la calle comercial de Dublín, en el área de la orilla sur del río Liffey, se encuentra la calle con mayor concentración de pubs de Irlanda, donde con trazado medieval, está el famoso y  más visitado de la ciudad: El Temple Bar, de 1840.
Su nombre se debe a la familia Temple que vivió en la zona en el siglo XVII. Sir William Temple, rector de la Universidad Trinity College en 1609 tenía su casa y jardines allí.

 -
Entré en este monumental pub y en su interior, lleno a tope, se encuentran cantidades de salas y salones de diferentes ambientes, cada uno con sus barras llenos de surtidores de cerveza y personal que atiende. Salones interiores y exteriores cubiertos por hermosos lucernarios donde la cerveza en "pintas" corre por doquier. Orquestas. Me hice un hueco en unos de ellos e hice este oscuro y a contraluz dibujo.

 -
Por último, otro par de pubs en la misma zona del Temple Bar.
El The Quays Bar: Pub basado en la antigua tradición irlandesa de "agus ceoil craic"(diversión y música) Música en vivo tres veces al día.
y el
El Teac na CeiBe, escrito en Irlandés. Un pub musical moderno.

-
cuaderno de viaje

sábado, 12 de julio de 2014

Mi viaje a DUBLÍN 3ª serie

Ahí va la tercera serie de los dibujos que hice en mi viaje a Dublín. Los voy enseñando siguiendo más o menos las fechas en que los realicé.
Este primero, es la parte antigua de esa estación Connolly, desde donde hice el dibujo anterior. Vuelvo en mi tercer día de billete turístico a  Howth, la misma población que visité el primer día de mi salida a puertos costeros. Y en esta ocasión dibujé la estación. De 1844.

-

 Volví a  Howth porque me gustó más que lo visitado el día anterior. Éste, tiene ese olor característico de puerto de mar bravío que me atrae tanto, en la anterior visita, vi unos barcos fuera del agua, que no tuve tiempo de dibujarlos ni pintarlos. Esta vez, me dirigí directamente a un lugar desde donde encontré una buena composición y eso hice. En ese día, coincidió que había un concurso de gaitas de diferentes clanes, que vinieron de todas partes de Irlanda y creo que de Escocia (o todos eran escoceses (?)), ataviados con sus falditas escocesas (no pude ver lo que llevaban debajo...je,je), todas distintas y en diferentes puntos del pueblo hacían sus exhibiciones. Fue interesante... pero yo estaba por la labor y no por "gaitas".

 -
Volví a comer mi "fish & chips" (lo único que me gusta de este país, para comer, aparte del desayuno) en el mismo pub taberna del s-XVI, que dibuje el día anterior, pero sin la señora del bastón, desde otro ángulo, mientras comía.

 -
Volvimos pronto a Dublin porque el día era largo y soleado y nos estiramos un rato en el césped de ese delicioso y enorme parque de Saint Stephen's Green, que se halla en el centro de la ciudad. Aquí un día soleado se llenan los parques (hay muchos) de gente, que se tumban a tomar el sol y aprovecho para hacer este dibujo acuarelado. Este parque, es mencionado por el escritor James Joyce en su libro Ullysses". Los que seáis aficionados a la lectura sabréis quien era este caballero.

 -
Por último, ya un poco tarde mientras mi mujer se fue al hotel a descansar (estábamos hechos polvo), me fui a dibujar ese precioso barco que ya había visto en el río y que me había llamado la atención.
Amigo Alfredo, te dedico este dibujo.
Es una reproducción exacta al Jeanie Johnston construido en 1847 y que se dedicó a llevar Irlandeses a USA  y a Canadá. En USA hay muchísimos descendientes de irlandeses. Este barco que dibujo, se construyó en 1993 y durante años hizo de buque escuela. Hoy está anclado y no navega.
Al principio transportaba madera de Canadá a Europa y a su vuelta, llevaba irlandeses a América, que por culpa de la peste de la patata, este país padeció la mayor hambruna de su historia. La gente se moría y huía a las américas. Muchos, pereciendo en la travesía. Una larga historia muy dramática. Los británicos no hicieron nada para ayudarles, aprovechándose encima de la harina que los irlandeses producían. Eso creó el odio hacia Gran Bretaña que los Irlandeses siempre han tenido, hasta que en el levantamiento de 1919-22 consiguieron su independencia. (todavía queda: Irlanda del Norte que es inglesa). Pertenecieron a la corona británica durante ocho siglos.

-
cuaderno de viajes

jueves, 10 de julio de 2014

Mi viaje a DUBLIN 2ª serie

Hola amigos, de nuevo os bajo esta segunda remesa de dibujos que terminará siendo un poco aburrida para vosotros pero me place enseñaros aquello que con ilusión he dibujado. Mientras, me siento como si estuviese volviendo a pasear por esta ciudad con tanto encanto: DUBLIN
Los primeros días, aprovechando una tarjeta turística bastante económica, me permitió coger todo tipo de transportes en un radio de unos 25 kms y lo aprovechamos. El primer día a la costa norte de Dublin donde hay un puerto, con focas que campan a sus anchas en sus aguas, que me llamaron la atención y comí en una taberna-pub del siglo XVI, un buen plato de "fish & chips" que es el único plato de Irlanda que me gusta, por tener buen pescado y... sus desayunos!! Fueron muy amables y esa señora que dibujé, se emperró en comprarme el dibujo, pero al tratarse de un cuaderno, se conformó con una fotografía. Dijo que en agradecimiento, rezaría mucho por mí. En Irlanda, la religión es libre pero la mayoría son muy católicos

 -
Al día siguiente, volvimos a coger el tren y nos trasladamos a la costa sur de Dublín, Dalkey y Dun Laoghaire. 
Desde la estación en unos minutos que tardaba en venir el tren aproveché para dibujar esta imagen que veía desde la misma estación. Típicas casas británicas que quedaron y conservaron (en Dublín, la mayoría de las casas son de origen británico y las conservan tras la independencia). 

 -
Dalkey es un pueblo muy bonito pero demasiado bonito como para dibujar. Me gusta que no sean tan bucólicos. Nos fuimos a Dun Laoghaire, pueblo marinero, con puerto grande y otros pequeños, pero me gustaron menos que los que visité el día anterior.
En un café comí, solo una tarta de manzana. No me gustaba nada de lo que allí había. Hice este dibujo de una pareja que comía al lado, para pasar el rato.

 -
En el paseo, con un tiempo que parecía que en cualquier momento iba a caer agua, hice este otro dibujo, desde su playa.

 -
Ya en el hotel, de vuelta, como los días son más largos, quise dibujar un pub auténtico, cerca de donde me alojaba. Estaban retransmitiendo un partido que ni recuerdo cual era, ni presté atención y cuando finalizó el partido, se instaló al lado mío un cantante con una guitarra cantando canciones "folc" o americanas o irlandesas. Aquí en la mayoría de los pubs (y los hay a montones) hay conjuntos o cantantes que te amenizan la estancia con música. Lo tuve a mi lado y era muy simpático y... me gustaban sus canciones. En este ambiente hice este dibujo.
 -
Por último,  dibujé esta otra puerta "georgianas" y no victorianas (como dije al principio) que abundan en la zona donde me alojo (y en todo Dublin) , siendo del siglo XVIII.

-
cuaderno de viaje

domingo, 6 de julio de 2014

Mi viaje a DUBLIN 1ª serie

He pasado una semana en Dublín, sueño que deseaba desde hacía mucho tiempo. Tenía enormes deseos de visitar esta encantadora ciudad y conocer el magnífico ambiente que se vive en la calle, visitar conocidos pubs y disfrutar de música por todas partes.
Para empezar, bajo este dibujo de esta puerta "Victoriana" que abundan en esta ciudad y que me llamaron la atención.
 -
Los que me conocéis, sabéis bien que dibujo todo aquello que el tiempo y la compañía me lo permite. Así que en el avión dirección a Amsterdam (escala antes del vuelo a Dublin), en pleno vuelo y con las incomodidades que representa, asientos estrechos y poca visibilidad, hice este dibujo. 

-
Llegado a Amsterdam y después de pasar por la policía y recorrer miles de pasillos, conseguí llegar al de la salida que me corresponde e hice estos dos dibujos de aviones, mientras anunciaban la puerta de entrada a la nave. Este, no era el que me llevaría al destino, pero se puso todo entero delante y lo dibujé

-
Después en poco tiempo hice este otro, esta vez sí, al avión que me iba a llevar a Dublin.
No se ve entero, pero quise dibujarlo.

-
Finalmente, no gustándome nada de lo que en el aeropuerto me ofrecían para comer. A mi mujer sí le gustaba o el hambre podía más con ella (es británica) y se fue a comer. Mientras busqué un ángulo para dibujar, pero en un aeropuerto moderno, no se me ocurrió más que dibujar este vestíbulo.

-
Por último, una vez en Dublín, fui a dibujar otra de esas puertas victorianas llenas de encanto y que dan mucho color a sus calles de edificios enladrillados.
Hay cantidad de ellas. Tienen mucho encanto.

-
En próximos días iré enseñando más dibujos de mi estancia en Dublín.

miércoles, 25 de junio de 2014

LA CLOTA III, Barrio de Horta

Dos nuevas acuarelas de ese barrio misterioso de Horta en esta tercera semana, donde aún existen huertos y construcciones anárquicas... pero todo ello, formando una gran belleza.
Como vengo haciendo últimamente, suelo pintar dos acuarelas. Una figurativa, más o menos trabajada y otra suelta. En esta ocasión la primera, al no estar satisfecho del resultado, he amputado (tijeretazo) una buena parte de la derecha, por estar excesivamente retocada en su zona de arbolado (ese verde...). Creo así haber salvado medianamente, este trabajo.  Una preciosa calle empinada entre huertos cuyo nombre es Braganza.

 -
En cambio esta segunda, mucho más suelta que la anterior, me parece que es aceptable, dada su espontaneidad.

-
1ª acuarela papel KHADI 320 gr/m2 de 30 x 30 cm
2ª acuarela papel KHADI 320 gr/m2 de 21 x 30 cm


miércoles, 18 de junio de 2014

LA CLOTA II, Barrio de Horta

De nuevo, esta semana, con un día espléndido (todos los días, hacia la tarde, caen fuertes chaparrones), volví a este simpático barrio para hacer dos nuevas acuarelas, una sentado y con algún detalle y otra, de pié y en breve tiempo.
La primera:

 -
La segunda. Un huerto tras el muro.

-
1ª acuarela papel KHADI 320 gr/m2 de 30 x 30 cm.
2ª acuarela papel KHADI 210 gr/m2 de 20 x 20 cm.

miércoles, 11 de junio de 2014

LA CLOTA, hermoso barrio que tiene los días contados

Un precioso barrio, que mantiene toda su dignidad de lo que fue y que sus habitantes están orgullosos de vivir allí. Una vecindad, contenta de recibirnos... y se acordaban, cuando estuve allí mismo, hace un par de años. Aquél día, un bar cercano, además de ofrecerme una silla, me dieron una cervecita para soportar mejor esa mañana soleada. Pues bien, he vuelto al mismo lugar y hecho esta pintura desde otro ángulo, antes de que las demoliciones acaben con este simpático barrio: La Clota, en el barrio de Horta.

 -
Como suelo tener tiempo de pintar una segunda acuarela, en formato pequeño y desmelenándome, hice esta vieja y desvencijada puerta de acceso a uno de esos jardines.

-
1ª acuarela en papel KHADI 320 gr/m2 de 30 x 30 cm
2ª acuarela en papel KHADI 210 gr/m2 de 20 x 20 cm

miércoles, 4 de junio de 2014

Fabrica de Hilaturas Fabra y Coats

De nuevo, esta semana hemos vuelto los de la colla a Sant Andrés del Palomar y he decidido volver a esa antigua fábrica de Hilados, por encontrar temas que a pesar de su abandono, los encuentro hermosos. Dignos de dedicar algunas acuarelas al tema.
Como casi siempre hago un par: Una,clásica, de un rincón que me atrae

 -
Y la otra, fruto del desmelamiento y me pongo a pintar algo suelto y rápido.
Generalmente suele ser la que me queda mejor, o la que gusta más, porque en esta, rompo los moldes de la acuarela tradicional.

-

1ª acuerela papel KHADI 320 gr/m2 de 30 x 30 cm.
2ª acuarela papel KHADI 210 gr/m2 de 20 x 20 cm

miércoles, 28 de mayo de 2014

Fabrica de Hilaturas Fabra y Coats

Fundada en 1903, tras la fusión de Hilaturas Fabra con la escocesa J & P Coats. Desde 1839  en San Andrés del Palomar, se creó esta fábrica, junto a otras, transformando estos terrenos agrícolas en zonas industriales. Con la fusión, en 1915 ya tenía unos 1500 trabajadores, que más adelante llegaron a ser de unos 3000 trabajadores, la mayoría de esta población, barrio de Barcelona.
desde 1970, poco a poco fueron trasladándose  sus producciones a zonas más alejadas de la ciudad, quedando hoy, unos grandes terrenos pertenecientes al Ayuntamiento de Barcelona, que está convirtiendo en un Centro Cultural y Centro de Arte Contemporáneo.
Hemos estado pintando los de la colla, dentro del recinto.
He pintado estas construcciones con ese aire decadente que tienen las antiguas fábricas.

 -
Como tengo costumbre, si el tiempo me lo permite, hago una segunda acuarela,  una vez finalizada la anterior. Me desmeleno:

-

Acuerelas en Papel KHADI 320 gr/m2 de 30 x 30 cm
y papel KHADI de 210 gr/m2 de 20 x 20 cm 



viernes, 23 de mayo de 2014

Mercado en Sant Andreu del Palomar

Sant Andreu del Palomar, a finales del siglo XIX, se unió a esta ciudad. En su plaza central (1850), rodeado de galerías porticadas, llamada Mercadal, se reunían los payeses de la zona, para vender sus mercancías. Más tarde, en dicha plaza se construyó el mercado actual de obra vista y cubierta de estructura metálica, el año 1914
Como suele ser habitual y el tiempo me lo permite, suelo pintar dos acuarelas, una de forma más o menos convencional y otra muy suelta
Esta es la primera

 -
Y esta otra la suelta y desenvuelta, desde el mismo lugar invirtiendo el sentido.

-

1ª acuarela en papel KHADI 320 gr/m2 de 30 x 30 cm
2ª acuarela en papel KHADI 210 gr/m2 de 20 x 20 cm

sábado, 17 de mayo de 2014

Búsqueda del tesoro de Bonifacio

De nuevo en el 2014, Bonifacio, ese bravo pirata que conocí en el país de los piratas, llamado Bretaña, ha cumplido con su promesa. Cada año viene, deja un tesoro en el jardín y debajo de la puerta un mapa. Luego desaparece. No se deja ver!!
Este es el mapa:

 -
Los "HOJAMENEADOS"
Durante el mes de abril, una de mis nietas Lily (Lara) y yo, celebramos nuestro cumple. Ella sus ocho añitos y mi menda los 71 añitos, aunque no lo parezca. Este año la celebración fue en mayo, porque el bueno de BONI , se retrasó un poco. Pero no falla!!! En esta foto, estamos los "hojameneados" delante de nuestros respectivos pasteles.

 -
Luego la ceremonia habitual del soplado de velas. Lo del "soplado" de bebidas... viene más tarde. Como ya me empieza a faltar soplo, viene Potxolo (Quim) a echarme una mano.

 -
Y como es habitual, el reparto de regalos.

 -
Tras copiosa comida acompañada de sus respectivas bebidas... Vamos a seguir el trazado que nos ha dejado el pirata Bonifacio en el mapa del tesoro. 
Unos creen que será aquí y otros allá, pero el mapa señala en las cercanías del arbol gordo. Los mayores, entre los que me encuentro señalamos un punto, en que suponemos que puede hallarse.

 -
Tras escarbar con picos, azadas y palas... Oh, aparece el COFRE!!
Será ese?

 -
SE lanzan a abrirlo y de él sacan todo su contenido y se reparten, con algo de ayuda, para evitar que los "espabilados", se hagan con la mejor parte del botín.


Observo, cómo civilizadamente (es un decir) , se lanzan a por "su botín"

 -
A continuación viene la foto de rigor:
El Aitatxi con sus nueve nietos

 -
Después de una sesión de copas, para aquellos que luego no han de conducir, y cargadito de Patxaranes, nos vamos los artistas a preparar nuestra sesión de MAGIA, ataviados cada cual como lo que es!

 -
Por orden y sin orden, empezamos cada cual con sus artes mágicas, sorprendiendo al respetable y numeroso público... Tachíííín... 

 -
Nada por aquí... nada por allá y...zas! las cartas desaparecen y aparecen por arte de magia.
Hay que decir, que me había preparado para ofrecer cosas nuevas, además de repetir algunos de los anteriores y con la ayuda de los patxaranes salió todo muy bien. Es divertido ver la cara de sorpresa de los pequeños y de los mayores que se dicen... Cómo ha podido hacer esto?
Tanto los míos como los de ellos.

 -
También las niñas hacen sus magias y a las palabras de "abra cadabra, la Lara y la Laia, están como unas cabras" Tararí!!! El objeto desaparece.
Grandes y sonoros aplausos, que aquí no puedo reproducir.

-
El pequeño, Potxolo ( Quim) también nos hace otra de las magias doblando en sus manos un lápiz. Oh, oh, oh exclama, todo el mundo... con lo difícil que es hacer esto!!! Pues él lo consigue!!

 -
Por último, entre el respetable salen voluntarios que se lanzan al ruedo ( a la escena) y nos enseñan algún truco fuera de programa. Ah, también una de las madres (hija mía) que me hace un truquillo que me deja como un tonto. Cosa que no necesito demasiado esfuerzo.

-
Bueno, un año más destrozado por todo el trabajo que me ha llevado toda esta fiesta pero feliz como una mona, junto a los niños que ya me están pidiendo otra fiesta, de lo bien que se lo han pasado.
En principio si tengo fuerzas, volverá a haber otra celebración como ésta y  años anteriores, la próxima primavera.
Ah... Y si Bonifacio trae su cofre con el tesoro.

Gracias por haber aguantado una vez más este rollo.